Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Luís Calvo.

Título:            VIAJE TRIUNFAL DE NUESTRA TUNA.
                       EL GRANDIOSO RECIBIMIENTO DEL GRAN
                       PUEBLO DE EIBAR

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Sábado, 20 de febrero de 1926, p. 4.

____

Alocución obrera.- Doce mil almas en la estación.- Vítores y aplausos.- Estudiantes y obreros.- En el Ayuntamiento y en la Casa del Pueblo.- Programa para hoy, jueves.

Difícilmente olvidarán los estudiantes de Salamanca el grandioso, el imponente, el formidable recibimiento que les ha hecho el industrioso y trabajador pueblo de Eibar. Yo, que he venido con la Tuna cumpliendo misiones informativas, que tengo mucho gusto en transmitir también a EL ADELANTO, de Salamanca, no olvidaré tampoco el acto de esta noche, que tan honda huella  ha de dejar en la memoria de los obreros de Eibar, de los estudiantes de Salamanca y del señor Sánchez Rojas, a quién el pueblo, en masa, recordando sus campañas obreras y liberales, ha tributado ovaciones imponentes por las calles, aclamándole y vitoreándole sin cesar.

A las siete entró el tren en agujas, y lo de menos, casi no cabe un alma, era el gentío de en la estación. Es que la calle de este nombre estaba literalmente llena de gente. Los doce mil obreros de Eibar, quisieron dar al señor Rojas, el ilustre escritor liberal, y a los estudiantes, esta prueba de estimación.

La directiva de la Casa del Pueblo había tirado momentos antes miles de hojas invitando a todas las agrupaciones obreras a que acudieran a la estación a las siete de la tarde.

Estaba concebido en estos términos que literalmente reproduzco:

«Al pueblo de Eibar.- A las siete de esta tare, llega en el correo de San Sebastián, la Tuna Escolar Salmantina. La componen muchachos, la componen liberales, la componen discípulos de Unamuno; con ellos viene un amigo nuestro: el señor Sánchez Rojas.

¡Obreros: Acudid a la estación a recibirles!

Eibar, 17 Febrero-1926.- La Directiva”.

Momentos antes de las tres, asisten en masa, el presidente de la Casa del Pueblo, los presidentes de las 104 secciones con que se divide ésta: el Grupo Socialista Femenino, Partido Republicano, Fomento de Eibar, Casino Artista, el señor Echevarría, el señor Toyos, los veintisiete obreros salmantinos que residen en Eibar. Y sumando la extraordinaria concurrencia, las cuatro presidentas de la Tuna, que son unas preciosas y humildes obreritas de la fábrica de Armas Alfa.

Al llegar el tren, el espectáculo es imponente. Se vitorea a Salamanca, a Unamuno, a Sánchez Rojas, a la juventud, esperanza de España... Los estudiantes no pueden abrirse paso.

Tres filas de preciosas obreras, todas las de Eibar, contienen verdaderas murallas humanas que agitan sus boinas vascas saludando a los estudiantes.

Al pasar Sánchez Rojas, se descubren con respeto; éste, emocionadísimo, descubierto todo el trayecto, con lágrimas en los ojos, va sonriente, pero afectadísimo y pálido, del brazo de dos preciosas muchachas obreras que han sido elegidas juntamente con otras dos compañeras, las cuatro presidentas eibarresas de la Tuna Escolar Salmantina.

Durante todo el  trayecto, las ovaciones son delirantes.

Los escolares, marciales, apuestos, gallardos, tocan un pasodoble; siguen los vítores a Unamuno, a Sánchez Rojas, a Indalecio Prieto, a Salamanca, a los estudiantes y a los obreros salmantinos. Más que de triunfo puede calificarse de apoteosis toda la enorme carrera.

EN LA CASA DEL PUEBLO

Al penetrar la estudiantina en la Casa del Pueblo, la ovación es delirante. No recordamos haber visto en nuestra vida de periodistas nada más cordial ni más grandioso. Las chicas de Eibar, ya con los estudiantes, oyen alegremente sus requiebros; Sánchez Rojas aprieta manos y manos de trabajadores. En la Casa del Pueblo, que es una de las más hermosas de España, en el salón de actos, han podido entrar unas cinco mil personas, pero en toda la Plaza de la Constitución hay estacionadas miles y miles de personas que, convencidas de que no pueden entrar, esperan respetuosamente disciplinadas la salida de la Tuna.

DISCURSO DE TOYOS

El señor don Juan de los Toyos, jefe del partido socialista de Eibar, es acaso la personalidad obrera más prestigiosa y querida de la ciudad. Al aparecer en la tribuna, se le recibe con cariñosos aplausos.

- Ciudadanos - comienza diciendo -: Los estudiantes de Salamanca han tenido el buen gusto de venir a visitarnos.

Están en su casa, y nosotros locos de alegría al apretarlos contra nuestro corazón honrado de trabajadores. Los que esperamos una España mejor esperamos este milagro de estos chicos, que son la inteligencia, es decir, la fuerza de mañana. (Ovación).

Con ellos ha venido Sánchez Rojas, compañero nuestro, de nuestro partido, de nuestras ideas, que ha luchado con nosotros y ha sufrido con nosotros. (Ovación imponente).

Aquí está el antiguo colaborador de la revista «España», el perseguido de 1917.

A él y a los estudiantes abrazo en nombre de todos.

Grandes aplausos acogían la narración del señor Toyos.

DISCURSO DE SANCHEZ ROJAS

Al aparecer éste en la tribuna, es vitoreado sin cesar. El momento es de una gran belleza. Se vitorea frenéticamente la revista «España», a Unamuno, Sánchez Rojas, Araquistain, Indalecio Prieto y otros escritores. Y Sánchez Rojas, con voz entera, dueño y sereno de si mismo comienza diciendo:

«Ciudadanos y compañeros de Eibar: La hidalguía en esta casa no me extraña, os conozco y os quiero. Me conocéis y me queréis vosotros. ¿Para qué más palabras de gratitud? Y es que cuando vuelvo al pueblo, me parece que vuelvo a mi corazón, a mi conciencia civil, a mi dolor ciudadano, excitado por llagas de nuestros males, que vuestra presencia solo cabe calmarme y aliviarme. (Ovación delirante).

Aquí tenéis los estudiantes de Salamanca. Desde hace muchos años conviven con los obreros de allí. Cuando yo era estudiante, los obreros nos honraban visitando el Paraninfo, y nosotros, los estudiantes, les animábamos acudiendo a la fiesta del 1° de Mayo, a la santa, a la noble fiesta del trabajo, que es la fiesta del descanso, de la fuerza consciente y de la esperanza en los destinos de nuestra España civil futura. (Ovación delirante. Continúan los vivas y las aclamaciones).

No gozamos de normalidad, y hasta nos han dicho que pongamos sordina a nuestros entusiasmos. ¡Bueno! Vamos a ser respetuosos. Poned en el corazón los nombres que ni estos chicos ni yo podemos poner en la lengua; esperad días mejores, y si estos muchachos, como yo creo y aseguro, son jóvenes, son buenos y son inteligentes, contad con ellos para que todos juntos intentemos dar a España el decoro y la dignidad que anhelamos para ella. He dicho.

(Ovación ensordecedora, que dura varios minutos. Miles de trabajadores estrechan la mano a Sánchez Rojas. Este se encuentra visiblemente fatigado y conmovido).

Los estudiantes comienzan a tocar. Se les aplaude y se les vitorea sin cesar.

Luego, del brazo de los obreros y de las chicas de las fábricas, les acompañan al hotel. Las cuatro preciosas presidentas, Digna Baracibar, Juanita Gabilando, Paula Beistegui y Digna Abeitegui, cenan con los tunos, gentilmente invitadas por éstos.

Mañana, jueves, por la mañana, darán serenatas a los armeros señores Sarasqueta, Echevarría, Arieña y Arizmendi.

Por la tarde, visitarán la fábrica de armas, y las Cooperativas del Partido Socialista; a las cinco, darán una velada a sus bellísimas presidentas en la misma fábrica donde trabajan éstas; a las seis, darán un concierto en el Casino Artista, y a las nueve, darán una velada en el Salón Teatro, que les ha sido concedido «gratis et amore», por la banda municipal eibarresa. En ella leerá expresamente un notable trabajo el señor Sánchez Rojas.

Todas las localidades se agotaron anoche, a los diez minutos de anunciarse.

Los tunos están satisfechísimos.

RESUMEN

No hemos visto nunca fiesta más conmovedora. El recibimiento ha sido algo verdaderamente extraordinario. Se podía calcular en 15000 personas, la población total de Eibar se acerca a 19000, las que esperaban, rodeando a los simpáticos estudiantes de Salamanca.

Ha sido una formidable manifestación de entusiasmo por el maestro vasco de Salamanca y por la labor liberal de José Sánchez Rojas. Puede calificarse de verdadera apoteosis.

Luis Calvo.

Redactor de la “Voz de Guipúzcoa».

Eibar 17-II-26

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior