Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor: Baltasar Otero.

Título: A LA RONDALLA HIJOS DEL TRABAJO LA TUNA SALMANTINA.

Publicación: Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original: Noticiero Salmantino.

Fecha: Miércoles, 21 de febrero de 1900, p. 3.

____

Vuestra hidalga cortesía, digna de continuar las gloriosas tradiciones de un pueblo fecundo, es acreedora a nuestro profundo agradecimiento. Sin duda, os parecía pequeño favor vitorearnos en las calles y proclamar en la prensa la unidad verdad de nuestros corazones, perfectamente interpretada, que anoche hacéis gala de la proverbial liberalidad que os enaltece.

Los que trabajan son amigos, porque persiguen idéntico fin, sin bien con aptitudes tan distintas, como se deducen nata o profesionalmente de los variados deberes impuestos a la humanidad entera por un equilibrio social, en que todos nos interesamos, respondiendo con obras , a nuestros juicios, lógicas. ¿Nos abisma esto? No; realmente la división del trabajo que abraza el individuo, en circunstancias difíciles de precisar por él mismo, en gran número de casos, es el vínculo que más estrecha nuestras buenas relaciones en el comercio constante de sociabilidad técnica y científica, cordialmente establecida entre salmantinos hermanados por la honradez, y jamás se hable de esferas o clases, cuya demarcación imaginariamente han creído ver bisoños, que atendiendo a la baja materia, lastimosamente han olvidado el pleno vigor de las facultades más elevadas, que al clasificar el sujeto, no valoran la descendencia de Colón ni de Creso.

Son nuestras pasiones de las que el inmortal Chateaubriand llamó virtuosas, engendradas por el amor, no de las viciosas compuestas por el orgullo; nacen de nuestro fiero amor a la dignidad patria, sin matices regionales. Os ofrecemos con la mayor espontaneidad nuestro sincero afecto y entrañable amor; solamente añado que si es cierto que hay una falsa modestia, que es vanidad; una falsa gloria, que es ligereza;  una falsa grandeza, que es pequeñez; una falsa virtud, que es hipocresía, y una falsa discreción, que es ignorancia, ¡cuánto en la Estudiantina encontréis, siquiera os parezca estrecho, templado y modesto, habréis de reconocer que es verdadero!

  El presidente,
             Baltasar Otero.

Salamanca 21 de Febrero 1900.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior