Sitemap.xml | Home | Index | Information | Collections | Videos | Library | Newspaper Library | Songbook | Exhibitions | News | Media | Author | Contact |   

 


















 

 

 

 

       



 

VIRTUAL NEWSPAPER LIBRARY - International Museum of the Student

Author:              Anónimo.

Title:            ANOCHE, EN LA RADIO-SALAMANCA.

PRESENTACIÓN DE LA TUNA, POR SÁNCHEZ

ROJAS.

Publication:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Original edition:  El Adelanto.

Date:            Sábado, 30 de enero de 1926, p. 1.

____

Anoche, en la Radio Salamanca, dieron ante el micrófono un bello concierto los muchachos que forman la Tuna Escolar Salmantina. Invitado por la Sociedad Emisora, el cronista de los estudiantes y compañero nuestro muy querido, Pepe Sánchez Rojas, radió maravillosamente, como si fuera un profesional del micrófono esta emocionante presentación que fué anoche oída por infinidad de radio-escuchas de Salamanca y de fuera de ella, y que hoy publicamos íntegra para que sea saboreada y gustada de nuestros lectores.

_____

«Amigo radio escucha: Allí donde quiera que te encuentres, en Salamanca o fuera de ella, al cobijo de nuestras torres o lejos del hechizo de nuestras torres, buenas noches. Si has sido, además, estudiante de nuestra escuela, y hoy tejes la tela de tus ocios, inventando quimeras, a la vera de tu mujer y de tus hijos, de médico rural, de abogado de secano, de boticario de emplastes con rumor de morteros y de almireces, con las buenas noches recibe también un abrazo cordial. Me lo dan para ti los tunos de Salamanca. Estos muchachos reanudan hogaño los sueños que a nosotros nos interrumpió la vida. Las mozas que hoy adoran son tal vez las hijas de las que nosotros adoramos y sus quimeras, llenas de luz y de poesía, son las mismas que antaño iluminaron nuestro corazón.

¡Si yo te tuviera a mi lado, radio escucha hoy pueblerino y ayer universitario, hoy miembro acaso de la Unión Patriótica con todas sus consecuencias y ayer socio corriente y moliente de «La Perla» y demás sociedades coreográficas, con todas sus consecuencias también, si yo te tuviera a mi lado, te diría tantas cosas...! El mundo está variando, amigo mío; las cosas pasan, nosotros envejecemos con nuestra melancolía y con nuestros sueños truncados y rotos, y las palabras se van haciendo sagradas y nobles que ya no se las lleva el aire, como palabras de juramento de hembra olvidadiza y casquivana. Quedan las palabras, y las transmiten las ondas, y van derechas de mis labios a tus oídos, y yo quisiera decírtelas con toda pureza y con toda emoción, en esta noche desapacible y huracanada, porque me las dictan la juventud y la esperanza, la juventud que se nos escapa de las manos y la esperanza que ya no suele guiñarnos con sus ojazos de lucero inquieto y temblón.

Por una de estas dichosas bromas de la suerte, loca e incomprensible, he vuelto a Salamanca, para dormir y arropar en ella mis sueños, y visito todos los días la Escuela, y dialogo en silencio con el árbol grande que hay en el centro del Claustro, y los muros de las aulas me susurran al oído las canciones que vosotros y yo, de muchachos, dejamos pegadas en los muros, y soy como hermano de estos estudiantes y de estos tunos. ¡Grata amistad la de estos muchachos! A su contacto, me remozo y me oreo, y ellos van formando, en las capas de mi espíritu acongojado pero esperanzoso, mi segunda mocedad, más serena, más consciente, más tranquila, más rica de emociones y de incidencias que la primera.

Y sin notas oficiosas abrumadoras y mal escritas, sin ponencias de ganapanes aliados con la frescura y con las dietas, sin concursos de resultado previsto y sin explicaciones de segunda mano, me han hecho a mí, eterno estudiante, su cronista honorario, y yo estoy con mi cargo como niño con zapatos nuevos, y de vosotros les despido y me despido, en estas vísperas de carnestolendas, con rumbo a las nobles ciudades del Norte de España, donde llevamos la obligación sagrada, de alegrar, con nuestros pasacalles estudiantiles, los sueños de esas recias y calladas muchachitas vascongadas, que van a ver a su príncipe con traje de tuno, envuelto en su elegante y airosa capa española, con cintas en la diestra y con el sombrero de cuchara, ladeado.

Al Norte queremos llevar el perfume de la placidez de nuestra Salamanca, para traernos, en cambio, la fortaleza de su tierra roja, rica de hierro, y el salitre de su ría, que es el camino de Francia, la de la Marsellesa y la de la Madelón, y de Inglaterra, la del Parlamento, la de la Carta Magna y la de Cronwell.

Les daremos el oro de nuestros ocios a cambio del acero de su voluntad y de su inquietud. Nos damos cuenta de nuestra Embajada y estamos orgullosos de ella. Y cuando volvamos a nuestra calle de la Rúa, a reposar de nuestras andanzas y de nuestros trotes, sabemos muy bien, radio-escucha amigo y pueblerino, que tú habrás viajado con nosotros idealmente, y prometemos traerte, con el bramido de la tempestad y de los temporales del Cantábrico, el recuerdo de aquel maestro y amigo tuyo, que piensa todos los días en el retorno para unirse a su esposa, que es nuestra ciudad, la tuya y la mía, la madre que nos enseño, en el silencio de las aulas y en la tibieza de sus rejas, las delicias del pensar que no se borran y las del querer que no se desvanecen nunca en los arcones del recuerdo.

José Sánchez Rojas.»

_____

Al concluir su presencia el cronista honorario de nuestros tunos, éstos, que le oían en la cabina del micrófono, le saludaron con una ovación.

La Tuna ejecutó luego el programa que ya habíamos anunciado para ayer, tocando sus pasacalles. Los radio-escuchas escucharon complacidísimos la composición del maestro Bernalt, «Todos aprobados», el pasacalle «Haro, París y Londres» y otras piezas que fueron gustadas por todos los teleoyentes de nuestra región.

En total, un éxito para la emisora Radio Salamanca y para la simpática Tuna Escolar Salmantina.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Return to the previous page
 
   
 Return to the previous page