Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Antonio García Boiza.

Título:            POSIBILIDADES DE LA TUNA.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  La Gaceta Regional.

Fecha:            Lunes, 16 de enero de 1928, p. 8.

____

            Quieren las Tunas salmantinas que cada día se hable de ellas en los periódicos. Y no dejará de ser interesante recoger las diversas opiniones que irán apareciendo hasta el día de la velada, en el próximo mes de febrero.

            Realmente yo tengo poco que decir acerca de este tema que se me impone. Ni es cosa de lucir una erudición a la violeta con citas de canciones de escolares y de tretas estudiantiles. Sin embargo me es grata la Tuna porque pone en la monotonía de la vida estudiantil, códice de incoloros folios – la policromía barroca de sus cintajos y la alegre sinfonía de sus típicos pasacalles.

            Todo en la Tuna parece un eco medioeval hasta en el indumento ya consagrado que parece inspirado en las viejas pinturas de los pendolistas de antaño.

            En la Tuna hay un fondo de tradición y burla burlando un sentido pedagógico que ante la casi carencia de organizaciones escolares se hace más digno de atención.

            Lo lamentable es que su vida sea tan efímera que queda reducida a unos meses de visitas y ensayos. Los estudiantes recogen un positivo resultado de los viajes de la Tuna que para algunos son los únicos que en vida han de realizar.

            Sería, acaso, conveniente, que la propia Universidad velara por su vida y decoro. Que en los viajes fueran algunos profesores con ellos y que no se limitaran a “tocar” sino que podían llevar ensayadas algunas piezas de nuestro Teatro clásico, debidamente seleccionadas.

            De esta suerte podían ir despertando el dormido gusto por nuestro teatro tan bello, hondo y emocionante. Y así, con una disertación de un maestro; unos versos del indefectible poeta que siempre va entre la Tuna y una representación del siglo XVI o XVII, se abriría el surco en que la buena semilla había de fructificar plenamente.

            ¿No se atreverían las “Tunas” salmantinas a iniciar para el año que viene esta misión de cultura?

ANTONIO GARCÍA BOIZA

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior