Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:            NOTAS DE SOCIEDAD.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Sábado, 5 de febrero de 1927, p. 3.

____

LAS SERENATAS DE LA TUNA UNIVERSITARIA

            A las seis de la tarde de ayer partieron los «tunos» de la casa rectoral, dirigiéndose, a los acordes de un bonito y castizo pasacalle, a la morada de la bellísima señorita Elvira Olivera, otra de las lindas presidentas que los estudiantes con tanto acierto han elegido.

Como en días anteriores, el público acudía a presenciar el paso de la Tuna, y los balcones se llenaban de bellas señoritas.

En la calle de San Justo, y frente a la casa donde habitan los señores Olivera, los escolares terminaron el pasacalle, pasando a los lujosos salones de su preciosísima presidenta.

Recibieron a los «tunos» Elvirita Olivera, con su bella hermana Laura y los señores don Manuel Olivera y su distinguida esposa, doña Asunción García Isidro.

Se encontraban también en el domicilio de los señores de Olivera, las monísimas y encantadoras señoritas Encarnita Llauradó, Marichu G. Orús, Isabel Ibáñez, Inesita Pérez de Lucas; Carmencita Lunar, Inesita Rodríguez Galván y Amalia Veiga.

Después de los consabidos saludos y presentaciones, los «tunos» ejecutaron con la maestría y el acierto más acabado, el pasodoble de «Las mujeres de la Cuesta», «Momento Musical» (que por cierto ejecutan a las mil maravillas), «Márquez», «El tango de la cocaína», «La jota aragonesa» y otras que fueron aplaudidas larga y entusiastamente.

Cristóforo Morán ¿cómo no?, con la chispeante gracia que posee, recitó varios trozos de «La venganza de don Mendo» y algunos monólogos, admirablemente, que hicieron pasar un rato agradable al distinguido y selecto auditorio.

De Cristóforo, ya tendremos ocasión de hablar más detenidamente; sólo diremos que los «tunos» llevan en su compañía uno de los muchachos más simpáticos y que mejor saben hacer pasar las veladas.

Seguidamente, los estudiantes fueron obsequiados por su bellísima presidenta, su hermana y sus lindas amiguitas, con emparedados, dulces, licores y habanos.

Después, Elvirita Olivera entregó al presidente de la tuna, al igual que Marichu, un espléndido donativo.

Se dieron vivas a la presidenta, a la tuna, a las encantadoras muñequitas que recibieron a los escolares y a los dueños de la casa.

Ya en la calle, volvieron a repetirse los vivas, y los «tunos», al compás de «Márquez», partieron al domicilio del diputado provincial don José León Muñiz, para obsequiarle con una serenata.

Recibieron a los estudiantes en la lujosa mansión, los señores León Muñiz, sus bellas hijas Pilar y María Luisa, la distinguida señora doña Faustina León, viuda de Muñiz; las lindas señoritas Elvira de la Concha, María del Carmen Muñiz, Luisita Uriel y el catedrático don José Antón.

Los «tunos» obsequiaron a la distinguida concurrencia con varias composiciones, que fueron muy aplaudidas.

Luis Rodríguez Rincón y su colosal guitarrista, lucieron sus habilidades cantando unas jotas admirablemente el primero, y acompañando, como él sólo sabe hacerlo, el segundo.

Terminada la serenata, los escolares fueron obsequiados con un espléndido lunch.

También recibió el presidente de la agrupación un espléndido donativo.

En la calle las bellísimas señoritas dieron vivas a la Tuna, contestando los estudiantes con otros a las lindas señoritas.

Seguidamente y ya cerca de las nueve de la noche, la Tuna universitaria se dirigió al domicilio del abogado de este ilustre Colegio, don Juan José Serrano Carmona.

Se encontraban en la morada del señor Serrano Carmona, don Francisco Navarro y Velázquez de Castro, presidente de la Audiencia, con su señora; el magistrado de la misma, señor De Domingo y señora; don José James, fiscal, con la suya; don Manuel Fernández Hidalgo y señora, y la señora viuda de Polo.

También vimos en el domicilio del señor Carmona, una representación del sexo bello, compuesta de las bellísimas señoritas Adriana y Ángeles Navarro, Conchita de Domingo, Lourdes Canilla, Merceditas Polo, Carmela James y Asela Alamillo.

El sexo fuerte estaba representado por Ricardo Fernández, Pepe James, Marcial Polo y Paquito Navarro.

Los «tunos» dieron un concierto, ejecutando varias composiciones que fueron elogiadas por la selecta concurrencia.

Don Juan José Serrano Carmona, hizo al presidente de la Tuna un donativo.

Hoy los «tunos» darán serenatas a algunas personalidades, y mañana domingo visitarán el domicilio de nuestro querido amigo don Ramón Llauradó, para obsequiar con una serenata a su monísima y encantadora hija Encarnita, presidenta de la Tuna.

El lunes irán a la morada de su bella presidenta Elisa García Torres.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior