Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:             LOS ESTUDIANTES DE COIMBRA.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Lábaro.

Fecha:            Lunes, 26 de febrero de 1900, p. 3.

____

El día de ayer

Reunidos los estudiantes portugueses en Tuna escolar visitaron por la mañana el Ayuntamiento y Diputación; en la primera corporación les dirigió la palabra el concejal señor Robles, abogando por la prosperidad de las naciones española y portuguesa y principalmente del elemento escolar; en ambos sitios fueron sumamente obsequiados con pastas y licores.

El banquete

Después, y en vista del mal tiempo que hizo durante toda la mañana, no pudieron visitar todos los sitios que deseaban, teniendo que refugiarse en los portales de la Plaza, en donde fueron constantes las aclamaciones de entusiasmo entre españoles y portugueses y los vivas a una y otra nación.

Así pasó el tiempo hasta la hora señalada para el banquete organizado por la comisión escolar para festejarles.

A la una y media entraban los estudiantes de Coimbra en los claustros de la Universidad, por los que se extendían, muy bien adornadas, dos inmensas mesas formando un gran ángulo, cuyo vértice, destinado a la presidencia, estaba delante de la puerta del Paraninfo.

El entusiasmo y la confraternidad más grande reinó durante todo el banquete, en el que se sentaron mezclados españoles y portugueses que se obsequiaban mutuamente con el mayor cariño.

Presidió el banquete, el Alcalde accidental y profesor de la Universidad Sr. Reymundo, que tenía a su derecha al Sr. González Domingo en representación de la Diputación, y el presidente de la Tuna Salmantina Sr. Otero, y a su izquierda al presidente de la Tuna de Coimbra, el ilustrado Sr. Sobral Cide y un representante de Santiago de Compostela.

La prensa ocupaba también puestos de preferencia, por lo que nos complacemos en hacer constar nuestro agradecimiento a la digna comisión organizadora.

Los señores que la forman se multiplicaban por dar gusto a todos y para que nada faltase.

Las banderas de ambas estudiantinas descansaban cruzadas sobre la puerta del Paraninfo a espaldas de la Presidencia.

El menú

La comida estuvo muy bien servida por el Café Suizo, con arreglo al siguiente menú:

Ordubres

Aceitunas, pimientos y pepinillos.

Relevé

Menestra a la española.

Entrada

Fricando de ternera a la financier.

Fritos

Pastelitos a la reina.

Fiambre

Jamón en dulce.

Asado

Pavo roti con ensalada.

Dulce

Flan .

Vinos

Valdepeñas y Champagne.

Brindis

La animación llegó a su colmo al destaparse el Champagne, los tricornios se cambiaban por las boinas y no era extraño ver a portugueses luciendo la airosa capa española y salmantinos el clásico manteo escolar lusitano.

Se iniciaron los brindis por el Sr. Mattos Cide que con fácil y elocuente palabra hizo una improvisación brillante, saludó al señor Presidente de la mesa y en enérgicos períodos evocó las glorias universitarias de España, recordando aquella famosa época en que florecieron con resplandores tan grandes las Universidades de Salamanca, Bolonia, Oxford y Paris; terminó con hurras a ambas universidades de Salamanca y Coimbra; fue entusiastamente aplaudido.

Enseguida hizo uso de la palabra el señor Otero, que saluda a todos y enaltece con frases muy correctas la conducta de los estudiantes salmantinos, que tan hidalgamente han sabido corresponder a la cortés visita de sus compañeros los portugueses.

El comisionado de Santiago habló de la fraternidad entre las Universidades de Coimbra, Salamanca y la Compostelana, dando vivas a Portugal y a la hospitalaria de Salamanca.

También pronunció un brindis entusiasta el presidente de la rondalla Hijos del Trabajo; D. Manuel Millán diciendo que aun cuando los obreros saben su categoría, pueden adherirse como él, en nombre de todos lo hace, a estas manifestaciones de cariño.

El Sr. Novoa, de la Comisión, dijo que fue el primero que tuvo el gusto de abrazar a los estudiantes portugueses; abogó por los intereses estudiantiles de ambas Universidades y manifestó que este hermoso acto quedará como recuerdo imborrable en los corazones de todos los presentes.

Al terminar hablaron los señores González Domingo y Reymundo; sus elocuentes discursos fueron acogidos con aclamaciones estruendosas.

Los escolares levantaron en hombros a los ilustrados catedráticos.

En la redacción de EL LÁBARO

A la salida de la Universidad se dirigieron los estudiantes de Coimbra a nuestra redacción, honrándonos con su visita.

El director de EL LÁBARO saludó a la estudiantina portuguesa, siendo contestado por el presidente Sr. Mattos Cide.

Correspondimos a la atención de los estudiantes de Coimbra obsequiándoles con dulces, licores y cigarros.

Se dieron muchos vivas a Coimbra, a Salamanca y a la prensa.

El Sr. Mattos Cide se ofreció a ser nuestro corresponsal en Coimbra, ofrecimiento que aceptamos gustosamente.

En el Casino de Salamanca

A las siete y media de la noche visitaron el Casino de Salamanca, donde fueron obsequiados por la Junta directiva y ejecutaron de una manera brillante algunos números de su repertorio.

El presidente de la Estudiantina de Coimbra lucía en el brazo precioso lazo de cintas de seda con artísticas pinturas, regalo de la presidenta señorita Eufrasia Torres.

EL CONCIERTO DEL SÁBADO

Con extraordinaria concurrencia  se celebró el sábado en el teatro del Liceo el anunciado concierto escolar.

La estudiantina de Coimbra fue presentada  por el Sr. Otero, Presidente de la de Salamanca.

El Sr. Mattos Cide, alumno de la Universidad lusitana, en elocuentes frases que revelaban desde luego un orador correctísimo y distinguido, saludó, en nombre de la estudiantina de Coimbra, al público salmantino.

Las estudiantinas española y portuguesa tocaron los himnos nacionales, escuchados en pié por todos los concurrentes.

El programa del concierto fue un programa de triunfos y ovaciones para la brillante estudiantina de Coimbra.

El grupo de guitarras, admirable.

También en las escenas cómicas representadas demostraron los cultos estudiantes lusitanos poseer una educación artística excelente.

La batalla de serpentinas y confeti en el público se hizo en poquito excesiva.

Sin tanto acaloramiento ni furor bélico hubiera resultado mejor.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior