Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:            LA LLEGADA DE LA TUNA ESCOLAR.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  La Gaceta Regional.

Fecha:            Martes, 23 de febrero de 1926, p. 2.

____

Hablando con su presidente

A las nueve menos cuarto de la mañana de hoy llegó a esta ciudad la Tuna Escolar Salmantina, que tantos triunfos ha conseguido en cuantas ciudades han visitado.

En la estación les esperaban sus familiares y gran número de estudiantes que vitorearon entusiásticamente a los tunos.

A seguida, y entre las aclamaciones del público, los tunos organizaron la entrada en la ciudad.

El sonido de los instrumentos casi quedaba apagado por los aplausos.

Su primera visita fue al palacio municipal; desde aquí se dirigieron al Gobierno civil.

Distribuidos en el patio del Gobierno los tunos, interpretaron una bonita pieza musical.

Nuestra primera autoridad civil, lleno del entusiasmo de la gente moza, sale a uno de los balcones y contestando a los vivas de los tunos corresponde con otros vítores a la Tuna Escolar y a los estudiantes de Salamanca.

Se repiten vivas a la Tuna, a la Universidad, a Salamanca, al gobernador, a los estudiantes.

Continúan los tunos sus visitas a los centros docentes: Universidad, Instituto general y Técnico y Facultad de Medicina, regresando a la Universidad, donde después de hacer entrega de la bandera, se disuelven a las diez y media de la mañana.

Lo que nos dice el presidente

Juzgando un deber en nosotros el dar al pueblo de Salamanca una detallada información de la excursión realizada por la Tuna Escolar Salmantina y con el fin de que el pueblo juzgue el proceder de los «tunos», que han dejado a nuestra Universidad a la altura que le corresponde, y el del que fue su cronista el señor Sánchez Rojas, hemos solicitado una entrevista con su presidente don Natalio Sánchez, alumno de cuarto curso de la Facultad de Medicina.

Con la amabilidad en él característica, el joven y aventajado estudiante don Natalio Sánchez nos recibe en su cuarto del Hotel Español.

Después de frases elogiosas para las autoridades salmantinas y para todas aquellas de las ciudades que han visitado, el señor Sánchez nos relata el viaje de esta forma:

– El día 6 salimos para Medina del Campo, en cuya ciudad nos tributaron grandioso recibimiento. En la madrugada del siguiente día partimos para Burgos, donde a una salmantina, a una verdadera charra, la señorita Plaza, hija del que fue director del Banco de España en esta ciudad, le cupo la honra de ser nuestra madrina; excuso decirle nuestro contento, cuando en Burgos estuvimos dos días llenos de honores y agasajos, celebrándose dos bailes en el Casino en nuestro honor.

De esta ciudad nos trasladamos a Vitoria. Después de los conciertos a las autoridades, organizamos una velada en el Teatro Príncipe, agotándose las localidades.

Continuamos en nuestro viaje a San Sebastián; aquí, agasajados por todos, dimos diversos conciertos, uno en el Continental, un te en el Majestic Palace, en honor de nuestras madrinas, y a su vez organizaron un animado baile en nuestro honor. En San Sebastián estuvimos los tres días de Carnaval.

Estando en esta provincia – continúa diciéndonos don Natalio Sánchez – recibimos un ofrecimiento de Biarritz para dar un concierto en el Casino Municipal, por el que percibiríamos 8.500 francos. No lo pudimos aceptar por no tener libre la fecha que nos proponían.

Teniendo libre un día, el señor Sánchez Rojas nos propuso ir a Eibar, diciéndonos que era digno de verse. Aceptamos la proposición del entonces nuestro cronista, y él marcha a organizar nuestra ida a Eibar.

El recibimiento que nos tributaron no pudo ser más grandioso; cuatro mil o cinco mil almas nos esperaban en la estación. Después de dar un concierto en el Ayuntamiento, Sánchez Rojas nos llevó a la Casa del Pueblo.

Pronunciaron discursos el presidente de la Federación y Sánchez Rojas. Este, en su discurso, se metió en política. Entonces le llamé la atención, pues como escolares y no como políticos, verificamos la excursión. Al día siguiente dimos una velada en honor de la madrina. En dicha velada hube de llamar nuevamente la atención a Sánchez Rojas, pero éste continuó hablando de política, claro está que haciendo la salvedad que hablaba por él y no por la Tuna. Al despedirse de Eibar, se dieron vivas a Salamanca y a la Tuna y otros varios.

A las ocho de la mañana salimos para Bilbao. Teníamos anunciado un concierto en el teatro Buenos Aires, que no se celebró por recibir orden del gobernador que había que disolver la Tuna y regresar en grupos a Salamanca.

Me extrañé de esta orden, y visitamos al gobernador y al alcalde, a quienes manifesté éramos ajenos a cuanto el señor Sánchez Rojas había dicho en Eibar, amparándose en la Tuna. Por la noche recibimos contraorden, de que podíamos continuar la excursión – a excepción de Rojas, que dejaba de ser nuestro cronista y salió para Vitoria, y después a Huesca, donde en la actualidad se encuentra.

Quedó, pues, demostrado que no éramos solidarios de lo dicho por Rojas, y como estudiantes de Salamanca, dejamos a nuestra gloriosa Universidad a la altura que le correspondía.

En Bilbao dimos un concierto en el Sitio y otro en la Radio-Vizcaya, desde donde anunciábamos a Salamanca nuestro regreso.

Desde luego, termina diciéndonos el señor Sánchez, puede decirse que la Tuna en su excursión no ha carecido de nada, pues incluso el viaje de regreso ha sido pagado por fondos de la misma.

Hasta aquí nuestra conversación con el presidente de la Tuna. Reciban todos los que a ella pertenecen nuestro saludo de bien venida.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior