Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:             LA TUNA ESCOLAR.
LA EXCURSIÓN
A CIUDAD RODRIGO.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Miércoles, 11 de febrero de 1914, pp. 1 y 2.

____

            Después de un animadísimo viaje, a pesar de lo intempestivo de la hora, la Tuna Escolar salmantina llegó a Ciudad Rodrigo a las ocho y media de la mañana del domingo.

            En la estación de la simpática ciudad mirobrigense estaban esperando a la Tuna una comisión del Ayuntamiento, formada por los señores teniente alcalde, síndico y el concejal don Santiago Fuentes y bastante público, no acudiendo más a causa del intenso frío que reinaba.

            La Tuna fue recibida a los acordes de un pasodoble ejecutado por la banda municipal mirobrigense, dándose numerosos vivas a Salamanca y Ciudad Rodrigo.

            La comisión del Ayuntamiento dio la bien venida a los estudiantes en nombre de Ciudad Rodrigo, contestándoles el vicepresidente de la Tuna agradeciendo estas manifestaciones de afecto y saludando en ellos al pueblo mirobrigense.

            Al compás de un pasodoble, la Tuna entró en la ciudad, siendo saludada a su paso con grandes vivas y aplausos que partían de las innumerables personas que llenaban calles y plazas, y especialmente de las bellísimas señoritas que desde los balcones saludaban a los estudiantes salmantinos.

            Estos, después de dar una vuelta por la Plaza Mayor, donde la banda municipal ejecutaba algunas escogidas composiciones, dirigiéronse al Hotel Salgado, donde desayunaron y descansaron, saliendo a las once a dar la primera serenata al excelentísimo señor Obispo, por haber anunciado el Ayuntamiento que a causa de la sesión municipal no los podía recibir hasta las doce y media.

            En el Palacio episcopal los tunos fueron recibidos amablemente por el excelentísimo señor Obispo, quien obsequióles espléndidamente con dulce, licores y cigarros.

            El señor Barberá elogió calurosamente la presentación de la Tuna, aplaudiendo las composiciones que a su presencia ejecutaron los tunos.

            Seguidamente la Tuna visitó a su bellísima presidenta Esperanza Rubio, que con las demás presidentas las encantadoras señoritas Marina Lorenzo y Remedios Miguel, esperaban a los tunos en casa de la primera.

            Inútil es decir que allí se derrochó la animación y alegría y que las presidentas fueron calurosamente aclamadas por los tunos.

            Fueron estos obsequiados y agasajados con una esplendidez y una amabilidad tales, que los estudiantes salmantinos guardarán grato recuerdo de su estancia en Ciudad Rodrigo.

            Estos mismos agasajos se repitieron por la tarde en la visita de la Tuna a las otras dos presidentas Marina Lorenzo y Remedios Miguel, con la misma esplendidez y con igual amabilidad, pareciendo que todas competían en mostrarse a los tunos lo más atentas posibles., realzando la visita de los tunos a sus bellísimas presidentas, la presencia en los domicilios de estas de las más bellas y distinguidas señoritas mirobrigenses.

            En el Ayuntamiento la visita de la Tuna fue cordialísimamente recibida, dando la bien venida a la Tuna el alcalde señor Mirat en nombre de Ciudad Rodrigo y saludando en su nombre al pueblo de Salamanca, contestando cumplidamente a estas demostraciones de simpatía el señor vicepresidente de la Tuna.

            Por la tarde los tunos realizaron algunas visitas a las principales personalidades de Ciudad Rodrigo, siendo en todas partes recibidos con toda clase de deferencias y espléndidamente obsequiados.

            Por la noche se celebró en el Teatro Nuevo el concierto anunciado, asistiendo lo más escogido de la población mirobrigense que ocupaba casi todas las localidades.

            Del éxito que la Tuna obtuvo, baste decir que los aplausos se sucedían sin interrupción, teniendo que levantarse el telón diferentes veces para que repitiera la mayoría de los números.

            El cuadro artístico estuvo colosal, y el señor Ruiz (don Virgilio) en la recitación del bonito monólogo Un cuento inmoral y en la composición poética que dedicaba a la Tuna, recibió entusiastas aplausos.

            El pueblo de Ciudad Rodrigo salió satisfechísimo del concierto, felicitando efusivamente a todos los tunos con vivas entusiastas y calurosos aplausos.

            Las presidentas, resplandecientes de lujo y hermosura que llamaban poderosamente la atención, ocuparon una de las plateas habiendo, colocado en la bandera de la tuna tres lindas corbatas bordadas por ellas y con delicadas dedicatorias a la Tuna.

            Después del concierto, el Círculo Mercantil obsequió a los tunos con un brillantísimo baile y a él acudieron las más bellas y distinguidas señoritas de la aristocracia mirobrigense, demostrando una vez más que el lujo, distinción y elegancia son en ellas innatos.

            Se bailó hasta las dos y media de la mañana y todos los asistentes hubieran deseado que esta reunión hubiera sido interminable.

            La junta directiva del Círculo Mercantil obsequió a las señoritas y a los tunos con dulces y licores y merece mil plácemes por el brillante acto que organizó en honor de los estudiantes.

            Al día siguiente los tunos visitaron también a las principales familias y por la tarde las señoritas mirobrigenses asaltaron el otro casino, organizándose inmediatamente otro animadísimo baile hasta la hora de marchar a la estación.

            Hasta la hora de arrancar el tren los tunos fueron acompañados por las simpáticas y encantadoras señoritas que fueron despedidas por aquellos con calurosos vivas y aplausos para sus distinguidas presidentas y demás señoritas que las acompañaban y para el pueblo de Ciudad-Rodrigo, siendo contestados con otros a Salamanca y a su Tuna.

            Esta viene contentísima de su estancia en Ciudad Rodrigo, agradeciendo efusivamente las atenciones dispensadas por sus amables habitantes.

            Ha recibido en Ciudad Rodrigo los siguientes donativos:

            De las presidentas, 150 pesetas; del señor Obispo, 30; del Ayuntamiento, 25; de doña Dolores Méndez, 25; de doña Narcisa Ibarra, 25; de don Nicanor Gallo, 25; de don Angel Rodríguez, 25, y de don Jesús Méndez Risueño, 15.

La serenata de ayer.

            La tuna obsequió anoche con una serenata a su encantadora y gentil presidenta en esta ciudad, la distinguida señorita Joaquina González.

            Esta recibió a los tunos en el lindo comedor del Suizo, agasajándoles con un espléndido lunch admirablemente servido con todo lujo y elegancia, demostrando de este modo el nuevo dueño del Suizo señor Gambotti que sabe hacer muy bien las cosas y que comienza al frente del café deseoso de agradar al público.

            La presidenta y su distinguida familia así como las demás señoritas amigas que la acompañaban supieron hacer los honores con toda amabilidad por lo cual los tunos salieron satisfechísimos, habiéndose dado vivas entusiastas a su linda presidenta y a las bellas señoritas presentes.

La presidenta hizo un donativo de 50 pesetas para la Tuna Escolar.

Terminó el acto en medio de la mayor animación y alegría con un baile, en el que una sección de los tunos ejecutaron escogidos bailables.

*

Mañana, jueves, de nueve a once de la noche, la Tuna Escolar salmantina amenizará el café Fornos con una velada musical en la que ejecutará escogidas composiciones de su repertorio.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior