Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              José Luís Sánchez-Gómez y Hernández.

Título:            LAS EXCURSIONES ESCOLARES.
                       LA TUNA UNIVERSITARIA
DE SALAMANCA EN
                       SEVILLA.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Jueves, 2 de enero de 1930, p. 1.

____

(CRONICA TELEFONICA DE NUESTRO SERVICIO ESPECIAL)

Sevilla, 1 (10,45 n.) –  Sevilla es naturalmente encantadora. Cada paseo por ella ofrece una nueva sugestión. Después del barrio de Santa Cruz, que todas las noches hemos recorrido, gozando de su maravilloso silencio, hemos dedicado los ratos que la Tuna nos ha dejado libres a ver Sevilla. Casi casi, el paseo de esta mañana ha sido una evocación taurina. La Plaza de la Alfalfa, donde “Espartero” en un portalito rústico que aún se conserva, hacia su trabajo de tejido de cáñamo... La Puerta de la Carne, el barrio de Gordito... La Macarena, con la casa de Curro Martín Vázquez y al lado la que Chicuelo vivió en sus años de novillero. La calle de Castilla, en Triana, cuna de toreros famosos, Chicuelo, Belmonte, Gitanillo, Cagancho...

El mudo y triste hotel de Joselito, en la Alameda de Hércules, y al lado, el blanco y alegre, reidor, del Chicuelo de hoy... La casa señorial de Bombita y la de Fuentes y la de tantos toreros que fueron.        El patio soberbio, único, de la casa de la señora Viuda de Concha y Sierra, sólo comparable al del señor Sánchez Dalp, en la Plaza del Duque...

Hemos puesto toda nuestra devoción ante las soberbias imágenes de Nuestro Señor del Gran Poder y Nuestra Señora de la Esperanza, la Macarena, que tiene su iglesia, bajo un arco vetusto, en uno de los barrios más típicos de Sevilla... Luego el Parque de María Luisa y la Exposición, atildada, exquisita, elegante, delicadísima, inspirada, como encaje sevillano en este marco incopiable de los jardines, de las flores y del cielo luminoso. Sevilla es naturalmente encantador.

Esta excursión ha tenido como final la visita al Ateneo Sevillano, a la Facultad de Medicina, a los demás centros culturales y a todo lo que en Sevilla es manifestación de arte y de cultura y que puede decirse que es su más destacada personalidad. Pero el tiempo nos falta para visitar todas estas cosas, para ver con el debido detenimiento el Alcázar y la Cartuja, para admirar la Catedral, en la que dicha sea con todo respeto, no podemos con ese armatoste de la tumba de Colón.

Esta tarde hemos vuelto a la Exposición visitando el pabellón de Salamanca. Fuimos recibidos en el pabellón de Estados Unidos con una gran cordialidad por parte de los norteamericanos que allí se  encontraban, llegando la afectuosidad de estos señores y la agradable impresión que les produjo la Tuna con el clásico vestido de estudiante, a obtener numerosas fotografías y varias películas, que nos prometieron enviar a Salamanca para que pudieran ser proyectadas en uno de los teatros de la ciudad.

En la plaza de los Conquistadores, de la Exposición, hemos dado un concierto, ante un gentío enorme, y manos cariñosas han alargado al presidente de la Tuna unos billetes que han provocado nada menos, que para esta noche, una junta general, porque unos camaradas quieren prolongar la estancia, en vista de los insospechados auxilios recibidos, y otros deseamos llegar ya a nuestras casas.

Hemos estado en los muelles y hemos visitado la carabela “Santa María”, donde la marinería, con los oficiales, nos ha hecho una recepción entusiasta, españolísima, verdaderamente emocionante.

Y nada más, porque sería cosa de no acabar en largo plazo, si a reflejar las impresiones y visitas que realizamos nos dedicáramos con detenimiento.

Probablemente mañana, jueves, por la noche, saldremos para Salamanca.

JOSÉ LUÍS SÁNCHEZ-GÓMEZ Y HERNÁNDEZ

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior