Sitemap.xml | Portada | Indice | Informacion | Colecciones | Videos | Biblioteca | Hemeroteca | Cancionero | Exposiciones | Noticias | Medios | Autor | Contacto |   

 
















 

 

 

 

 

       



 

Hemeroteca Virtual - Museo Internacional del Estudiante

Autor:              Anónimo.

Título:             CRÓNICAS BREVES.

Publicación:   Museo Internacional del Estudiante, 2009.

Ver. original:  El Adelanto.

Fecha:            Lunes, 5 de marzo de 1900, p. 2.

____

El entierro de la sardina: Los Carnavales en Salamanca.- Portugueses y salamantinos.- La plancha sanitaria.-

            Se enterró la sardina con los mismos funerales, de tercera, de todos los años.

            Por el Carnaval salmantino no pasa día.

            Es el mismo de siempre. Aunque realmente el de ogaño resultó algo más animado que los anteriores, gracias a la presencia en ésta de los simpáticos estudiantes portugueses.

            Nuestros vecinos quedaron muy satisfechos de la acogida que se les dispensó y esto debe satisfacernos también a nosotros.

            Siquiera por no compararnos al Gobierno o al Director de Sanidad, que han quedado en esta ocasión a una altura ínfima con portugueses y salmantinos.

            Sí, porque la voluntad del tal Director estaba bien conocida al prohibir la entrada de aquéllos en Valladolid y dejarles el paso franco en Salamanca, en previsión de que trajeran gérmenes de la peste bubónica 

            Podían traerlos o no, pero no era muy sana la idea que nos tenía el Director de Sanidad.

            Es lástima que nuestros Carnavales no den más de sí para mayor solaz de nuestros huéspedes.

            Ni las autoridades, ni las corporaciones, ni los centros de recreo hacen nada para atraer la gente en esta época a Salamanca.

____

NOTA: Artículo procedente de investigación original inscrita con el número SA-120-02 en el Registro de la Propiedad Intelectual. La presente edición ha sido normalizada y corregida para evitar el uso no autorizado de la misma. Todos los derechos reservados.
 

 
       
Volver a la página anterior
 
   
 Volver a la página anterior